Niño Jesús

Niño Jesús
Soñar con Jesús es una experiencia onírica llena de emoción y significado para quienes tienen fe y son creyentes, pero al mismo tiempo es un acontecimiento muy poco reportado. Por ello, cuando el soñador explica que ha vivido un sueño de este tipo, puede sentirse bastante confuso y, al mismo tiempo, no ser capaz de entender las razones que empujaron a su inconsciente a una representación tan fuerte de su simbolismo. Así que vamos a tratar de entender qué significa soñar con Jesús, cuál es la interpretación correcta del sueño según los distintos elementos presentes en el mismo y los números que hay que jugar si quieres probar suerte en la Lotería.

Niño Jesús

Un sueño que puede ocurrir sobre todo si se es creyente, Jesús nos habla o una conversación real con Cristo puede indicar la necesidad del soñador de un consejo que tarda en llegar por el altavoz de los amigos y la familia.

Soñar con Jesús con la Virgen

Símbolo de amor y afecto maternal, soñar que se ve no sólo a Jesús, sino también a la Virgen, podría indicar que por fin se está acabando un periodo difícil de manejar y que no hay nada que temer porque no se vivirá la soledad y la angustia. Otra posible interpretación de este sueño es la falta de contacto con los miembros de la familia y la frustración que dicha separación está generando en la mente y el alma del soñante.

Soñar con el niño Jesús

A diferencia de las imágenes oníricas descritas hasta ahora, la del niño Jesús sólo conlleva imágenes positivas . En este caso, es muy probable que el soñante quiera dar un tajo al pasado, a los males sufridos y a los errores cometidos, para iniciar un nuevo camino hecho de bellas noticias, nuevos intereses y una senda de pureza. En este sentido, la figura del niño puro por excelencia quiere ser el símbolo de nuestro renacimiento y de la nueva fuerza que de él se deriva.

Entrada Relacionada:   Mucha gente

Soñar con Jesús vestido de blanco

Como sabemos, los colores son un elemento importante en la interpretación de una experiencia onírica. En el caso del sueño de Jesús, es muy probable que se le represente vestido de blanco. En este contexto, el color blanco asociado a la figura de Jesús indica la buena noticia que se avecina para el soñante, algo totalmente inesperado, un verdadero milagro en el que ya no creía. El color blanco del vestido de Jesús también podría indicar un nuevo comienzo espiritual y la posibilidad de emprender un importante y duradero viaje de fe.

Soñar con Jesús muerto y/o en la cruz

Imágenes de fuerte impacto emocional y no menos significativas son las representaciones oníricas en las que el protagonista es Jesús muerto o agonizando en la cruz. En ambos casos es muy probable que el sujeto haya dejado de ser creyente como consecuencia de acontecimientos especialmente difíciles en los que el apoyo de la fe no parece haber tenido el efecto que el soñador esperaba.

Otra posibilidad relacionada con este tipo de sueño es que el sujeto sienta fuertemente en este período la presión y el peso de los sacrificios que está haciendo para salir adelante.

Soñar con Jesús y no ser creyente

Si el soñante relata haber visto a Jesús pero no ser creyente en absoluto, lo más probable es que el sueño sea la baza que el inconsciente está utilizando para sugerir a la persona que ha llegado a creer en algo, que deje de lado la esperanza de que pueda ocurrir algo positivo en su vida.

Entrada Relacionada:   Persona bailando

Soñar con Jesús y los números del lote

Soñar con Jesús suele estar vinculado, como es de esperar, al número 33, la edad a la que nos remiten las Sagradas Escrituras en relación con su muerte. Si soñamos con el niño Jesús, el extracto sobre el que apuntar se convertirá en el 45 al hablar con Jesús se asocia con el número 58 . Si en el sueño sólo habla Jesús, el número a tocar será el 65 mientras que para la imagen de Jesús crucificado el extracto recomendado es el 69.