Soñar con tu ex

Soñar con tu ex
En psicología siempre ha habido interés por conocer el significado de los sueños. Autores como Freud y Jung trataron de dilucidar qué podían representar los símbolos que uno puede ver en su propio mundo onírico.

Muchos pacientes, preocupados por lo que han presenciado mientras estaban inmersos en ese mundo que sólo parece presentarse en las profundidades de la noche oscura, se preguntan: ¿qué significa soñar con tu ex?

Soñar con tu ex

Soñar con un ex no es tan dramático como puede parecer en un principio. Aunque puede interpretarse como una señal de que no hemos superado esa relación, lo cierto es que este tipo de sueños son muy comunes, incluso cuando estamos felizmente casados con el amor de nuestra vida. Hay muchas razones que pueden estar detrás de este fenómeno, sin que sea necesariamente preocupante.

El problema viene cuando este tipo de sueños se vuelven muy frecuentes. No estamos hablando de que, en un momento puntual, mientras dormimos, soñemos con aquella novia o novio del instituto, con nuestro primer amor, con el primer beso o con la última vez que vimos a una de nuestras relaciones anteriores. Soñar con un ex de forma reiterada es sinónimo de que algo puede ir mal con nuestra pareja actual, y debemos intentar buscar una solución.

Por qué sueñas con tu ex

El motivo principal puede ser que, estando en la relación actual, sintamos carencias afectivas o estemos pasando por problemas amorosos, lo que nos hace pensar en relaciones que, aunque ya tuvieron su desenlace, éstas, en algún momento de su historia, fueron más felices que la situación en la que nos encontramos ahora.

Entrada Relacionada:   Persona llorando

Sin embargo, hay otra razón que es radicalmente opuesta a la anterior. La razón por la que se nos presenta nuestro ex en sueños no es porque estemos viviendo una relación actual peor que la anterior, sino porque el final de nuestra anterior relación amorosa acabó tan mal que aún quedan heridas por curar. El desenlace fue tan desastroso que, aunque no queremos que esa relación vuelva a surgir, sí creemos que hay que ponerle fin a las cosas de una manera saludable para ambas ex parejas.

Otro motivo de este tipo de sueños es la inseguridad. Es normal que, cuando empezamos a salir con una nueva pareja, la relación no se vea como estable, aunque el amor nos reconforte gratamente y vivamos en un mundo de fantasía y color. Los fantasmas de las relaciones pasadas y su fracaso, ya sea más leve o más trágico, es algo que influye en la forma de empezar una nueva relación. Los recuerdos de nuestras anteriores parejas aparecen y nos hacen pensar que, tal vez, esta relación fracase.

Estos recuerdos nos hacen conscientes de lo infructuosas que fueron nuestras anteriores relaciones, por muy sanamente que hayan terminado, salen a la superficie mientras dormimos, como un indicador de que estamos pendientes de la relación y de que existe la posibilidad de que no vaya bien. Esto puede ser malo, ya que puede hacernos creer que las relaciones no son lo nuestro y que acabaremos solos tarde o temprano, o muy bueno, ya que nos invita a ser precavidos y evitar cometer los mismos errores que en las anteriores.

Soñar con tu ex haciendo el amor

Aunque se puede soñar con un ex de múltiples maneras y en diversos contextos, estar copulando con él o ella es algo que llama especialmente la atención del individuo que ha tenido el sueño. Dada la evidente naturaleza sexual del sueño, las dudas sobre lo satisfecho o satisfecha que se está en la cama con la pareja actual no se hacen esperar.

Entrada Relacionada:   Personas ayudando a otras

Pero, en realidad, el significado de este tipo de sueños, más que el simple hecho de estar insatisfecho sexualmente con la pareja actual o de que la relación anterior daba más placer en la cama que el que estamos teniendo ahora, es un poco más profundo. Puede significar que anhelamos la intimidad con esa persona, aunque puede ser cierto que una parte de nosotros desee satisfacer nuestro deseo más sexual y carnal. Sin embargo, puede significar que no estamos satisfechos sexualmente con nuestra relación actual.

Es normal tener sueños eróticos con un ex, ya que esa persona no ha pasado por nuestra vida como si fuera cualquiera. Esa persona nos ofrecía estímulos, tanto sexuales como otros placenteros, que en el momento de la ruptura de la relación han dejado de recibirse. Estos estímulos, como una droga, habían enganchado a nuestro cerebro. Estando solos o con una nueva pareja, debemos intentar acostumbrar nuestra mente a vivir sin los estímulos sensuales de la relación anterior.